El TJUE rechaza las multas españolas para aquellos que no declaran el dinero en efectivo que sacan a través de la frontera.

  • Las sanciones de España por esta práctica pueden alcanzar el doble del importe que no se ha declarado ante las autoridades de la aduana. La sentencia, dictada ayer, subraya que "la normativa española es desproporcionada,puesto que excede de lo que resulta necesario para garantizar el cumplimiento de esa obligación de declaración". El Tribunal de Justicia europeo considera que "la finalidad de la normativa española en esta materia no consiste en castigar posibles actividades fraudulentas o ilícitas, sino el incumplimiento de una obligación de declaración".