El Gobierno planea prohibir la distribución total de las bolsas de plástico a los consumidores a partir de enero 2020,

y, hasta entonces, prevé obligar al cobro de las mismas a partir de marzo de 2018, según recoge el proyecto de Real Decreto de reducción de este material, que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha abierto para consulta pública. Asimismo, el MAPAMA ha informado de que, en la actualidad, se está elaborando la Estrategia Europea de Plásticos por parte de la Comisión Europea, donde se está analizando la situación de este material y es "previsible" que se avance a nivel comunitario en medidas para la reduccióndel consumo de otros productos de usar y tirar fabricados con plástico, como es el menaje desechable (platos, vasos, cubiertos o pajitas) e "incluso prohibir la presencia de microplásticos en productos cosméticos", según ha asegurado el organismo.