La CE detecta que entre 2012 y 2016 los sueldos en España se estancaron incluso cuando había ganancias en eficiencia

Según los economistas, lo deseable es que los sueldos aumenten en la misma medida que la productividad. De crecer por encima, el patrón no es sostenible y se acaba teniendo problemas de competitividad y, por tanto, de empleo. Sin embargo, según un estudio elaborado por la Comisión Europea, en España ha sucedido todo lo contrario: entre 2012 y 2016 no se han dado aumentos de salario ni siquiera allá donde había incrementos de la productividad. El mercado laboral español se ha ido al otro extremo pese a encadenar varios años de recuperación