El Ministerio de Economía ha enviado al Consejo de Estado el anteproyecto de ley de contratos de crédito inmobiliario para que emita su dictamen.

Este texto se espera que sea aprobado como proyecto de ley en un Consejo de Ministros después del verano y que, tras su tramitación parlamentaria, vea la luz como norma. Fuentes de Economía señalan que la reforma va más allá de la directiva europea en la protección del consumidor, ya que extiende su ámbito de aplicación a todas las personas físicas, esto quiere decir que se incluyen colectivos como los trabajadores autónomos. Los bancos no podrán desahuciar hasta que el impago alcance el 2% del total. Los notarios deberán informar al consumidor de las cláusulas que no entienda.