El derecho europeo a disponer de una cuenta corriente aún no está completamente operativo en España.

Economía publicó un real decreto ley a finales del año pasado, pero quedó pendiente de establecer las comisiones máximas que permitirá cobrar a las entidades financieras por ese tipo de cuentas. Pero, antes de que el Gobierno legisle, los registros del Banco de España revelan que el producto ya existe. Recoge la existencia de 13 bancos que operan en España que comercializan ese tipo de cuenta. Aunque los únicos orientados al gran público y con presencia nacional que la tienen en el escaparate son Bankinter, Self Bank e ING.