Mensaje de tranquilidad de la Agencia Española de Protección de Datos a la abogacía,

un sector que tendrá que realizar un importante esfuerzo de adaptación a la nueva normativa de privacidad y, además, del que surgirán muchos de los profesionales que se ocuparán de la materia tanto en el seno de las empresas como asesorando de forma externa a las mismas. "Si nos llega una denuncia contra un abogado y no tiene sanción previa, como regla general, salvo que la conducta sea muy grave, nos acogeremos al mecanismo de apercibimiento. Actuamos con sentido común y flexibilidad", manifestó la directora de la AEPD. También recordó que de acuerdo con la norma europea los abogados no están obligados a hacer evaluaciones de impacto. Para ellos, y para otros autónomos y pymes que realicen tratamientos de bajo riesgo, la AEPD ha diseñado una herramienta que será presentada en septiembre a través de la cual los profesionales podrán obtener toda la documentación que les permite acreditar que cumplen las exigencias del RGPD. Para asistir a los letrados, además, se publicará antes de final de año un documento específico con orientaciones específicas sobre el análisis de riesgo.