Uno de los grandes avances que se espera en la Agencia Tributaria es la utilización de bots que detectan los fraudes de manera automática.

Una aplicación a la que el Gobierno ya ha dado luz verde, pero que está pendiente de un Decreto-Ley que lo regule. Algo que ya se está elaborando desde el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, aunque con las quejas de varios sectores puesto que "podría vulnerar la legislación actual". En los propios autónomos, se considera que esta utilización de robots con Inteligencia Artificial podría perjudicarles, sobre todo a pequeños negocios que no tienen las herramientas que sí están a disposición de grandes empresas.